jueves, 17 de diciembre de 2015

Capitulo 2: Has roto todos mis muros.

 ¿Cuándo fui capaz de dar confianza?

Hoy estamos a 17-12-2015…

Pues exactamente hace cinco meses que fui capaz de confiar en alguien, alguien que le conté mis secretos más oscuros, mis traumas e incluso mis historias cotidianas.

Pero ella no lo valoro…

Antes de conocer a esta chica estuve tres años sin tener…”algo serio”

¿Por qué?

Porque nadie había conseguido “ganarme”

Esta ultima chica…rompió todos los muros que había construido, fue el huracán más peligroso que paso por mi “habitación”, lo revoluciono todo.

Realmente me enamore, sí, me enamoré, algo que no lo había conseguido nadie. Todavía hay un poco de dolor en mí, mejor dicho, hay dolor en mi corazón.

He vuelto a reconstruir esos muros dentro de mí…

Ahora toca esperar a la chica que consiga romper estos muros, tanto externos como internos.

 Os voy a decir que mi mejor amigo me ha dicho…
-     - ¡Tío!

-    + ¿Qué?

-      -Ayer tu ex subió una foto de ella y su nuevo novio.

No sabéis el dolor que sentí, mi corazón empezó a latir muy rápido a la vez que el tiempo pasó muy lento.

-     +¿Sí?

-    -  Sí, pero no te preocupes.  Ese no se compara contigo, y esto no te lo digo porque soy tú mejor amigo, esto te lo digo porque es verdad.

La duda me invadió. Llevaba mese sin ver nada de ella.

-     + Enséñamelo, quiero verlo.

-     -Si, si, espera.
-       
Coge en móvil y pone su nombre.

Y la primera foto de perfil aparece ella sola, me dolió volverla a ver después de tanto tiempo.

No me acordaba de cómo era su cara…

-     - Mira.

-    +  Es verdad. ¡Esta gordo!  ¿En serio me ha cambiado por ese?

-     -Si, si jajaja

La lección que he aprendido de todo esto.

No fiarte de aquellas chicas que a los dos días de conocerte quieren “hacer el amor” demasiado fácil.

Me imagino que con los demás habrá sido igual de fácil.



miércoles, 9 de diciembre de 2015

Capitulo 1º : Puedes ser mi huracán y destrozarlo todo una vez más.


La mañana de aquel día de invierno, mediados de Diciembre, era una mañana cualquiera.

Despertarse a las ocho de la mañana, ir al baño a lavarme la cara y quitarme las legañas, saludar a Chelsea(mi perra), tomarme el desayuno viendo la tele.

Eran las nueve y poco más o menos, me preparé para ir al gimnasio con mi mejor amigo, le envio un whatsapp.
"Tú! Nos vemos en el gym"
"Vale!"
Todo muy normal, dos horas dándolo todo, terminamos y nos fuimos cada uno a su casa.

Apunto de llegar al portal, tenía la música alta y los dos cascos puestos.
Cogí el móvil para quitar la música, de repente levanto la cabeza y la veo en la puerta de la urbanización sentada.

Era ella, aquella persona que me destrozó el corazón como nadie lo había hecho. Ella que me dejo alegando
"Eres increíble"
Aquella que destrozó todos los muros de mis sentimientos, a la cual le conté todos mis traumas y secretos.

¿Qué como era ella? Os lo voy a contar.
Ella (para mi) era increíble, conseguía hacerme reír como poca gente, tiene la piel blanca, el pelo largo hasta cerca de la rabadilla, unos ojos un poco marrones claros, un cuerpo normal ( a mi me gustaba), tenía unos labios un poco mulliditos...
¿Qué que no me gustaba de ella? Lo único era que se ponía mucho maquillaje, nada más.
Su estilo musical no me importaba, éramos y somos diferentes, pero dejé esas pequeñas cosas porque realmente me gustaba, la quería... Y...

La veo sentada, y con un pequeño gesto me ve y sonríe...pero...me di cuenta de que tenía los ojos muy rojos...
Pensé.
"Ya está, le han roto el corazón una vez más y busca el consuelo de alguien"
De repente se levanta y viene corriendo con una pequeña sonrisa...sí, esa sonrisa que me tenía loco, muy loco.

Zas! Me da un abrazo muy fuerte. Me dejo muy descolocado, no supe que hacer.

Lo único que atine a decir fue...
"¿Qué haces aquí?"
"Pues qué...tenía que decirte algo"
Ya verás...lo veía venir, pensé.
"¿El qué?"
"Qué lo siento mucho por todo lo que te hice, de verdad" soltó una lágrima.
"¿Por qué? Por qué después de todo este tiempo?"
No supo que decir...

Esta historia tendrá su fin. No sé si será buena o mala...pero lo tendrá.

A veces hay que sufrir para saber lo que es dolor, lo que es el amor.